CASTILLO DE GIBRALFARO MÁLAGA.

El Castillo de Gibralfaro es una fortificación situada en el centro histórico de Málaga. Fue construído para albergar tropas y proteger La Alcazaba. Esta última se encuentra a escasos metros de la fortificación, en el Monte de Gibralfaro

Prepárate a descubrirlo.

HISTORIA DEL CASTILLO DE GIBRALFARO.

El Castillo de Gibralfaro recibe su nombre de un antiguo faro existente en el monte en la época de los fenicios. La palabra deriva del fenicio Jabal-Faruk, que significa Monte del Faro. Fenicios y romanos ocuparon el recinto, pero fue el rey nazarita Yusuf I quien, en 1340, convirtió este asentamiento en fortaleza.

Más tarde, durante el verano de 1487, el Castillo de Gibralfaro sufrió el asedio de los Reyes Católicos. Tras la victoria de estos, el rey Fernando el Católico convirtió el Castillo de Gibralfaro en su residencia. Además, lo designó como elemento del escudo de armas de la ciudad. Isabel I de Castilla por su parte, optó por vivir en la ciudad.

La fortificación era considerada por aquella época como la más inexpugnable de la Península Ibérica. La muralla exterior se une con La Coracha. La Coracha es un camino que enlaza el Castillo con La Alcazaba.

EL CASTILLO DE GIBRALFARO EN LA ACTUALIDAD.

El Castillo de Gibralfaro ha sido restaurado, encontrándose en un excelente estado de conservación. Actualmente el monumento está considerado como Bien de Interés Cultural. En 1931 fue declarado también Monumento Histórico-Artístico.

El castillo cuenta con un doble recinto de murallas y ocho torreones. El recinto interior es cerrado. Por este motivo, es posible hacer el camino por todo el perímetro de la fortaleza. Además, destacan la Torre Mayor donde se encuentra el pozo fenicio y los baños. También cabe mencionar la Torre Blanca que conserva un aljibe.

En su interior, podrás recorrer sus murallas y torres. Por otra parte, seguramente quedes maravillado con las vistas a la ciudad. También podrás visitar el Centro de Interpretación, que repasa la vida en el Castillo de Gibralfaro y Alcazaba a lo largo de la historia. En tu visita al Castillo tendrás la posibilidad también tomar un refresco en la terraza del bar situado dentro del recinto.

Como curiosidad, cabe mencionar que el Castillo de Gibralfaro aparece en los escudos y banderas de la ciudad y la provincia de Málaga.

INFORMACIÓN DE INTERÉS PARA TU VISITA AL CASTILLO DE GIBRALFARO.

El Castillo de Gibralfaro abre sus puertas de 9:00 a 20:00 horas en verano y de 9:00 a 18:00 horas en invierno, todos los días de la semana.

El precio de la entrada oscila entre los 2 o 3 Euros, aunque para residentes en Málaga capital, presentando el carné de identidad, la entrada sale por tan solo 0,60 céntimos.

CÓMO LLEGAR Y SUBIR AL CASTILLO DE GIBRALFARO

Para acceder al Castillo de Gibralfaro existen varias opciones. En primer lugar puedes ir caminando, subiendo por los Jardines de Puerta Oscura, que se encuentran a las espaldas del Ayuntamiento de Málaga.

Este sendero sube por el Monte de Gibralfaro, y nos conduce a través de una empinada subida al Mirador de Gibralfaro. Unos metros más arriba se encuentra el acceso al castillo.

Acceder en coche es tarea fácil, y además existen zonas de aparcamiento, por lo que no te deberá resultar difícil estacionar el vehículo.

La línea número 35 de autobuses urbanos de la EMT también te lleva hasta el Castillo de Gibralfaro, así como el bus turístico de Málaga.