Yacimiento Arqueológico de Torrealquería, Alhaurín de la Torre.

La provincia de Málaga ha sido una tierra habitada por numerosas civilizaciones a lo largo de la historia. Por este motivo, existen bajo nuestros pies innumerables restos arqueológicos de diferentes épocas de un valor incalculable. Es el caso de los restos hallados en el yacimiento arqueológico de Torrealquería.

Se trata de un conjunto que conforman vestigios de sillares de época romana, una torre y una necrópolis musulmana. También un molino, dos albercas, una fuente de donde procedía el agua que movía el molino. Pero lo que más llama la atención, ademas de la torre musulmana, es una ermita del siglo XVI y el Cortijo del Conde Mollina. Además de otros restos, como cerámicas. ¿Quieres conocer la interesante historia que se esconde detrás de este patrimonio? Te la contamos.

CONOCIENDO EL ENTORNO: LA BARRIADA DE TORREALQUERÍA.

Aunque las ruinas encontradas demuestran la presencia en la zona de civilizaciones pasadas, Torrealquería nace en el siglo XVIII. Por aquel entonces, se habilitó en aquella zona una torre de molino, que le dió el nombre actual al barrio. En el siglo XX, fue un poblado habitado por agricultores que labraban las tierras. Ya en el año 1982, fue cedido al municipio de Alhaurín de la Torre, conformándose como una barriada del mismo. Actualmente cuenta con casi 1.000 habitantes, y es precisamente conocido por los restos arqueológicos encontrados en sus inmediaciones.

Debido al descubrimiento, entorno a estos vestigios se ha creado un parque abierto para el ciudadano. Una serie de senderos y bancos recorren los restos, que quedan vallados para su mejor conservación. Todo rodeado en un entorno natural con unas vistas inmejorables al pueblo de Alhaurín de la Torre.



YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE TORREALQUERÍA.

Como mencionamos con anterioridad, se han encontrado restos de gran importancia de épocas muy dispares. Pero a continuación, vamos a conocer y descubrir algunos de los más notables.

Torre y necrópolis musulmana de Torrealquería.

La torre es una de las partes más valiosas y visibles del yacimiento. Tras los estudios llevados a cabo en la zona, se ha determinado que esta fue construida en el siglo XIII. Esta torre almenara ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Por eso, muy pronto se llevarán a cabo medidas de rehabilitación sobre la misma. Actualmente, y como podemos apreciar en la fotografía de abajo, queda una pequeña parte de ella.

Por otra parte, se han encontrado restos óseos de la necrópolis de la villa musulmana, también de época nazarí. Fue el lugar donde los habitantes hicieron sus enterramientos, y se encontraba fuera del núcleo de la urbe. Lamentablemente, y debido a que la zona ha sido habitada a lo largo del tiempo transcurrido, ha existido un expolio sobre estos restos, quedando una mínima parte de lo que fue en sus orígenes.

Ermita de Santa Ana.

En trabajos llevados a cabo recientemente, se han encontrado restos de la Ermita de Santa Ana, que data del siglo XVI. La importancia del descubrimiento reside en que la arquitectura se conserva en buen estado, con pavimento de ladrillo, planta rectangular, muros y escalones. Bajo esta, se han hallado restos óseos, que corresponden a enterramientos de época cristiana. Además, se han apreciado indicios de una construcción musulmana, lo que hace pensar que la ermita fue levantada sobre una mezquita.

Se tiene constancia de que fue en esta iglesia donde los musulmanes que quedaban en estas tierras tras la reconquista fueron convertidos al cristianismo. El templo estuvo en funcionamiento hasta principios del siglo XX, que fue quemado en la Segunda República Española.

Cortijo del Conde de Mollina.

Como adelantamos antes, la zona ha sido habitada a lo largo de los siglos. Tanto es así, que en el mismo área del yacimiento arqueológico de Torrealquería encontramos los restos del cortijo del Conde de Mollina. Aunque no se trata de la parte más antigua del yacimiento, quizás sea una de las más importantes a nivel histórico. Y es que aquí aconteció un hecho que se recordará siempre.

Era el año 1831, cuando el general José María Torrijos se subleva contra el absolutismo del rey Fernando VII. Su objetivo, restituir la Constitución de 1812. Tras un intento fallido, Torrijos se dirige desde Gibraltar a la ciudad de Málaga, junto a 48 hombres que le acompañaban, en busca de aliados para su causa. En su huida por mar, fueron atacados en las costas malagueñas por los absolutistas, por lo que se adentraron en el interior buscando refugio.

Tras días sin descanso, el general y sus hombres encuentran protección en la finca del Conde de Mollina. Un día después, el 4 de diciembre de 1831, los realistas rodearon a Torrijos y los que luchaban junto a él. Tras una reunión con el por aquel entonces gobernador de Málaga, González Moreno, Torrijos y sus hombres fueron arrestados. Finalmente, el día 11 de diciembre de 1831, a las once y media de la mañana, estos 49 héroes liberales fueron fusilados en las playas de la ciudad de Málaga. En su honor, existe un monumento en la famosa Plaza de la Merced.



INFORMACIÓN DE INTERÉS DEL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE TORREALQUERÍA.

Si quieres saber cómo llegar a los restos de Torrealquería, toma nota. En bus, puedes coger la línea M-135, que tiene las siguientes paradas y horarios. Para saber como ir en coche al yacimiento arqueológico de Torrelquería, sigue estas instrucciones. Aunque sea una carretera secundaria, esta se encuentra en buen estado. El último tramo para llegar a las ruinas es de tierra, pero no hay pendientes pronunciadas, por lo que no es de difícil acceso. Además, junto al parque de las ruinas hay un parking para dejar los vehículos.

En definitiva, el yacimiento arqueológico de Torrealquería es el lugar ideal para visitar una mañana y pasar un rato agradable conociendo la historia de Málaga. Descubre nuestro patrimonio y disfrútalo.